Características de las Cortinas Roller

Las cortinas roller son compuestas por TELA enrollada en un tubo (básicamente). Por tanto al ser tejidos, éstos tienen comportamientos de elasticidad y estabilidad transversal que “trabajan” dependiendo de muchos factores. Algunos de ellos son la temperatura ambiente, humedad, incidencia solar tanto como diferencias milimétricas en la superficie de anclaje (muros o cielos) en una cortina roller aumentan las posibilidades de resaltar sus características intrínsecas por el solo hecho de ser TELAS colgando de un tubo.

Algunas características

Las telas utilizadas en la fabricación de Cortinas Roller , como cualquier otro producto textil, están sujetas a ciertas variaciones asociadas a su tejido y composición. Ligeras arrugas o leves ondulaciones podrán ser percibidas en el cuerpo de la cortina, en los extremos y en las zonas en donde se manipula la tela. Estas características no suelen apreciarse a simple vista, normalmente hay que situarse observando la cortina desde el frente o por atrás, pero puede que sean visibles desde algún ángulo lateral y aun mas notorio cuando la incidencia de luz es tangencial.

Las Cortinas Roller (enrollables) sólo pueden ser fijadas a través de soportes instalados en los extremos del tubo, por lo tanto, el tubo al soportar su propio peso más el de la tela y la base, inevitablemente sufrirá algún grado de flexión. Esto puede provocar ligeras marcas en forma de “V” en la tela, que van aumentando dependiendo del área de la cortina. (efecto “V” o “copa”)

Todas las telas además pueden presentar ligeros cambios de tonalidad con respecto al libro de muestras, lo cual se debe a diferencias entre los lotes de fabricación que se transmiten a la cortina terminada. Todas estas situaciones deben ser percibidas como una característica normal de la tela y no son consideradas como fallas ni afectas a garantía.